Fuente y pájaros. Rincones con Alma

La fuente nos envuelve entre sonidos permanentes que se expanden como ondas en todas direcciones, mientras los pájaros describen trazos de vuelo y de canto, creando siluetas en el paisaje efímero de la vida. Almócita nos ofrece rincones con Alma donde detenerse, aquietarse y dejarse tocar por el sentir, el sensar y la contemplación. Si a esto le acompañas un bocado de sandía o cualquier fruta fresca, el placer está garantizado. Ven a sentirlo, ven a vivirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.